Menu
Tablet menu
A+ A A-

LA IMAGEN PERSONAL. Un valor en alza

La imagen personal. Un valor en alza

Las oportunidades laborales en esta etapa crítica que vivimos a nivel económico son escasas. Conseguir un puesto de trabajo es difícil, no solo por su escasez, la competencia de aspirantes es bestial y además de la cualificación y experiencia, existe otro factor muy importante, determinante a la hora de decantarse por un candidato u otro y que es nuestra Imagen Personal.

 

En este post queremos hablarte de la importancia de la Imagen Personal,  de cómo comunicamos con ella y de qué manera influye en la impresión que causamos al resto de personas.


Empezaremos por explicar QUÉ ES LA IMAGEN PERSONAL.

Dejando las frivolidades de lado, cuando nos referimos a la Imagen Personal no solo hablamos de ropa y maquillaje, NOOOO. Es mucho más amplio. La Imagen Personal, además de ser nuestra carta de presentación, es un conjunto de actitudes, aptitudes, buenas formas, habilidades sociales y por supuesto apariencia física, que nos define como individuos.   

Nuestra educación, la forma en que nos expresamos, nuestros movimientos, el tono y volumen de la voz y la higiene personal entre otros, son factores que debemos trabajar y cuidar de forma constante y precisa.  

Apuesto a que muchos de vosotros, en alguna ocasión habréis escuchado o leído que los primeros 30 segundos son suficientes para crearse una opinión sobre una persona que acabamos de conocer, es decir en juzgar o ser juzgados. Bien, pues esto es cierto, hay estudios que lo determinan.   

De forma positiva o negativa, acertada o errónea, todos somos valorados, siempre, a todos los niveles.  Personal, social y laboralmente si la imagen personal que ofrecemos no es la adecuada, el abanico de  oportunidades en los distintos ámbitos disminuirá. Por el contrario, si nos sentimos bien con nosotros mismos, ganamos en seguridad y autoestima, favoreciendo nuestro crecimiento a nivel profesional y personal y ayudándonos a conseguir nuestros objetivos.

A través de nuestra imagen personal proyectamos lo que somos, nuestra personalidad, hasta nuestro estado de ánimo.

Para proyectar una Imagen Personal sólida cuando interactuamos con nuestros interlocutores, debemos mantener una coherencia entre lo que decimos y cómo lo decimos. Para ello es imprescindible armonizar todas las herramientas de comunicación (verbal y no verbal) que poseemos y que son las siguientes: nuestra apariencia física (pelo, manos, uñas…, todo bien cuidado), vestimenta (debe imperar la pulcritud), gestos (expresión corporal, posturas, ademanes…) y por último la voz.

Recordar que nuestro cuerpo comunica y, que en ocasiones puede delatarnos. Si las herramientas de comunicación descritas en el párrafo anterior no están coordinadas, estaremos emitiendo dos mensajes diferentes:

1º/  de forma verbal
2º/  de forma gestual

¿La consecuencia? Estaremos generando una duda a nuestro interlocutor ¿que debe creer, lo que ha oído o lo que ha visto?
 
Por último y para terminar, no olvidéis que existe una sola oportunidad para causar una buena primera impresión. NO LA DESAPROVECHEIS. En muchas ocasiones no tendremos más oportunidades para demostrar quienes somos.


 

Share
SFbBox by Enter Logic
Araceli Barahona on