Menu
Tablet menu
A+ A A-

TIRANDO DE FONDO DE ARMARIO

fondo de armarioEl fondo de armario se define como el conjunto de prendas básicas con las cuales podemos hacer suficientes combinaciones como para hacer frente a las necesidades de vestuario, tanto en el ámbito laboral como en el social.

Para formar un buen fondo de armario debemos poner cuidado en la elección de las prendas que lo van a componer, debiendo ser éstas de buena calidad, atemporales en cuanto a su diseño y colorido, y sobre todo, aptas para las necesidades específicas de cada persona.

Es importante diseñar el fondo de armario en nuestros mejores colores neutros, ya que estos colores además de ser fáciles de coordinar, se mantienen temporada tras temporada (independientemente de lo que marquen las tendencias), lo que nos permite mantener el fondo de armario siempre actualizado (en cuanto a color se refiere).

Puntualizar que no existe un patrón de fondo de armario. El estilo y la cantidad de prendas que lo conformen dependerá de las necesidades y gustos de la propia persona.

Es conveniente repasar y actualizar el fondo de armario cada año, eliminando aquellas prendas que estén pasadas o en mal estado y renovándolas por otras de las mismas o similares características. Conseguirás un guardarropa bien equipado, al que puedes incorporar nuevas prendas y complementos de tendencia que aportarán el toque de moda a cada una de tus combinaciones.

Tener en cuenta que un buen fondo de armario  no se crea de un día para otro, éste se irá completando con el paso del tiempo. Se pueden aprovechar los periodos de rebajas o promocionales para adquirir estas prendas con una mejor calidad a un precio más asequible.  

A continuación os dejamos una guía orientativa (por temporadas) con las prendas que deben conformar un  fondo de armario clásico tanto de hombre como de mujer. Esperamos que os sirva de ayuda.


FONDO DE ARMARIO FEMENINO

fondo de armario femenino


PRENDAS BÁSICAS PRIMAVERA-VERANO:

Traje de chaqueta de corte clásico en tejidos finos y ligeros como el lino o el popelín. Mejor adquirir el/los trajes completos, es decir, con las tres prendas (chaqueta, falda y pantalón), así tendremos opción a múltiples combinaciones.
Vestido de corte clásico. Negro, con el largo a la rodilla o un par de centímetro por encima de ella y en un tejido liviano como la seda. El corte del vestido dependerá de la morfología de cada una.
Camisa blanca de corte masculino y en tejidos como algodón o popelín (fácil de combinar con el resto de las prendas).
Pantalones. Al menos uno de ellos debe ser negro,  de vestir (en función de la morfología y el estilo de cada una) y confeccionado en un tejido ligero.
Falda negra. De corte clásico y con un largo a la rodilla o por encima de ella.
Camisetas de algodón. Lisas y en colores neutros.
Pantalón tejano. Versátil y apto para todo el año.
Chaqueta finita.
Trench o gabardina. Finita, con o sin forro.
Lencería. De algodón, que se adapte bien al cuerpo.
Medias de verano.
Bolso mediano de piel y clutch.
Zapato de tacón medio para ocasiones formales, sandalias, una de tacón alto para la noche y otra plana.
Cinturones.


   PRENDAS BÁSICAS OTOÑO-INVIERNO:

Traje de chaqueta de corte clásico, en tejidos fuertes como la lana y de color oscuro. Igual que para la temporada de primavera-verano, es conveniente hacerse con las tres piezas (chaqueta, pantalón y falda).
Vestido negro. De corte clásico, tipo “Little Black Dress” que nos puede sacar de más de un apuro.
Camisa blanca de corte masculino.
Pantalones. Igual que hemos comentado en la temporada de primavera-verano, al menos uno de ellos ha de ser negro de vestir.
Falda negra. De corte clásico y a la rodilla o por encima de ella.
Camisetas de algodón en colores neutros como negro, marrón y gris.
Pantalón tejano. Versátil, apto para todo el año.
Jerséis y chaquetas de punto.
Trench o gabardina con forro.
Abrigo de lana.
Lencería.
Medias de invierno y calcetines.
Bolso mediano de piel y clutch.
Zapatos de medio tacón, salones de tacón alto y botas.
Cinturones.
 

FONDO DE ARMARIO MASCULINO

fondo de armario masculino


   PRENDAS BÁSICAS PRIMAVERA-VERANO:

Traje de chaqueta en tejidos adecuados para la temporada como pueden ser el algodón o la alpaca.
La cantidad de trajes que deben componer el fondo de armario dependerá de la ocupación laboral, es decir, si se necesita vestir con traje o no para ir a trabajar. Si es así, es aconsejable tener al menos 5 trajes de chaqueta diferentes. Si por el contrario, la actividad laboral permite un vestuario más informal, con tener un traje de chaqueta será suficiente.
Camisas varias, de diferentes colores (mejores neutrales) y alguna estampada. Cada cual a su gusto.
Vestimenta formal necesaria para el trabajo. En el caso de los hombres que necesiten ir vestidos de manera formal al trabajo necesitarán al menos 8 camisas de vestir en tonos neutros fáciles de combinar.
Pantalones de sport tipo chinos, Moleskin o piel de topo y tejanos. Elegir tejidos ligeros y colores básicos como el azul marino o el beige que se coordinan con facilidad. Es conveniente incorporar a nuestro armario algún pantalón de pinzas, por ejemplo en color azul marino que combinado con una camisa blanca nos sirve para alguna ocasión más especial.
Polos y camisetas de algodón para el tiempo de ocio y los fines de semana.
Chaqueta sastre o americana y chaqueta sport, ambas en tejidos ligeros como el lino o el algodón y en colores neutros que combinen con el resto de prendas.
Ropa interior de algodón.
Calcetines de algodón y poliamida para el verano.
Calzado. Zapatos de vestir (con cordones) en color negro tipo Oxford, otros más informales en color marrón tipo Mocasín y unos tenis.
Cinturones. Uno negro y otro marrón.
Corbatas de seda (en función de las necesidades propias).


   PRENDAS BÁSICAS OTOÑO-INVIERNO:

Traje de chaqueta. Al menos uno en color oscuro, marino o negro y en tejidos como lana o franela.
Vestimenta formal necesaria para el trabajo: Tener al menos cinco trajes de chaqueta diferentes.
Camisas. Igual que en la temporada primavera-verano pero en tejidos propios de esta temporada.
Pantalones de vestir en tonos oscuros como el gris, el negro o el azul marino y en tejidos como la franela. También pantalones de sport y tejanos.
Camisetas de algodón.
Chaquetas. Una tipo sastre o americana y otra de tweed para vestir más informal.
Jerséis y chaquetas. Es aconsejable tener al menos dos, una de lana con cuello a la caja o redondo y otra con cuello pico.
Cazadoras y abrigos. Un abrigo tres cuartos en azul marino, gris o negro en un tejido grueso como puede ser la lana o el tweed, una chaqueta de sport en algodón y una parca que nos proteja bien del frío.
Ropa interior de algodón.
Calcetines de lana.
Calzado. Unos zapatos de vestir (similares a los de la temporada primavera-verano), unos mocasines en color marrón y unas zapatillas de deporte.
Cinturones. Uno negro y otro marrón.
Corbatas de seda (en función de las necesidades propias).


 

Share
SFbBox by Enter Logic
Araceli Barahona on

novedades

lo más leído