Menu
Tablet menu
A+ A A-

Rayas horizontales. ¿Qué efecto óptico proporcionan a la figura?

Rayas horizontales. ¿Qué efecto óptico proporcionan a la figura?La búsqueda constante de cómo realzar nuestras cualidades a través del atuendo ha sido la obsesión de muchos diseñadores desde que el vestir dejó de ser una mera necesidad y pasó a convertirse en objeto de placer y satisfacción personal.

Tendencias, tejidos, estampados y colores, modas, estilos y diseños, todas son opciones con las que de forma consciente o no, jugamos día a día para favorecer nuestra imagen.

Es bien sabido que, para su inspiración, la moda se sirve de temáticas diversas asimismo, para su innovación aplica el saber proveniente de otros dominios como la ciencia.

Precisamente, muchos estudios sobre óptica, proyección, luz, química, etc., aportan información valiosa a los diseñadores para la elaboración de diferentes prendas. Un tema que ha estado en debate desde hace más de cien años son las rayas y el efecto óptico que ejercen sobre nuestra figura.

Mitos y verdades sobre las rayas

Contrario a lo conocido de manera popular desde los tiempos de nuestras abuelas: los estampados de rayas horizontales nos hacen ver más voluminosas mientras que los verticales nos estilizan.

En el año 2008 un científico llamado Peter Thompson (Universidad de York) hizo público un estudio desmintiendo tal creencia y afirmando todo lo contrario: las rayas horizontales adelgazan mientras que las verticales, engordan. Su estudio se basó en la teoría de Helmholtz, según la cual nuestro cerebro tiende a considerar más voluminoso un cuadrado con franjas verticales que uno con franjas horizontales.

Sin embargo, una científica aficionada, Val Wathman, recuperó la noción de la sabiduría popular y la validó de manera original. En lugar de utilizar fotografías bidimensionales, como se había hecho en el estudio de Thompson, eligió disponer un considerable número de modelos vistiendo rayas horizontales y otro tanto, rayas verticales y luego, solicitar a los curiosos observadores del experimento valorar las dimensiones de las modelos en función de cómo se veían.

El resultado fue arrollador, y de esta manera se comprobó que, efectivamente, los estampados de rayas horizontales otorgan un efecto óptico de amplitud cuando se trata de una persona vista en tres dimensiones, mientras que los verticales, hacen que su portadora luzca más alta.


Fuera de este estudio, existen muchos trucos de estilismo basados en la combinación de la disposición de las rayas a fin de obtener un determinado efecto visual sobre la silueta.

Si lo que se busca estilizar se ha de optar por rayas verticales finas y juntas o con escaso contraste de color entre sí. Para lucir más ancha, lo ideal son las rayas horizontales, gruesas y separadas; si el objetivo es aportar volumen, entonces hay que decidirse por las horizontales gruesas y con contrastes de color.

Basados en estas fórmulas combinar rayas gruesas dispuestas de forma horizontal y en blanco y negro, haría ganar volumen, mientras que la misma combinación cromática, dispuesta de forma vertical y reduciendo de forma considerable el grosor del trazado, estilizaría la figura de su portadora.

Si bien el negro es el color por excelencia que aporta un plus a la hora de ‘adelgazar’ y estilizar, jugar con la disposición de los estampados puede darnos un margen adicional para incluir otros colores y lograr un efecto similar.

Conocer los efectos ópticos que puedan tener sobre nuestra silueta determinados estampados o cromatismos nos permitirá obtener mejores resultados a la hora de elegir nuestro atuendo.


 

Share
SFbBox by Enter Logic
Araceli Barahona on